Viajar a Punta Cana es una buena opción para tus vacaciones. No lo decimos nosotros, sino los 3,8 millones de extranjeros llegan cada año en sus vuelos a Punta Cana. Muchos de ellos reservan una semana y bajo el resguardo del todo incluido dedican sus vacaciones a la playa, el mar, las ricas comidas y bebidas…

Sin embargo, otros viajeros no se conforman. Si eres de ese grupo que necesita aventuras, Punta Cana ofrece suficientes atractivos turísticos. ¡Ponte cómodo y lánzate! Queremos sorprenderte con esta guía completa de lugares que no te puedes perder.

Parque Nacional de Los Haitises

El Parque Nacional de los Haitises es una reserva natural que debes visitar. Este parque costero marino está situado en la bahía de Samaná. Gracias a él notarás cuánto ha cambiado Punta Cana luego de las transformaciones turísticas. Estamos seguros que te deleitarás con los “mogotes”, pequeñas elevaciones de 30 o 40 metros de altura.

Los aborígenes nativos llamaron así a Los Haitises por esas grandes rocas que significan “tierras altas o montañosas” en su lengua.

Para que sepas más detalles de este rincón dominicano, queremos decirte que puedes llegar a Los Haitises tanto por tierra como por agua. La mayoría de las excursiones incluyen una exploración de sus manglares en barca. Además, visitas a las antiguas cuevas con muestras de arte rupestre. ¿Te damos nombres? Por ejemplo, las cuevas de San Gabriel, La Reyna, La Línea y La Arena.

Península de Samaná

Al norte de Punta Cana, está la Península de Samaná, uno de los sitios más extraordinarios de República Dominicana. El sacrificio de un viaje largo, que puedes acortar volando en avioneta o por mar, vale la pena: te esperan selva, playas paradisíacas, islotes, cascadas, lagunas y una flora y fauna muy diversas.

Entre las mejores playas están Frontón, Rincón, Madama, Las Flechas y Bonita. También, otros sitios mágicos que merecen la pena una visita son el islote de Cayo Levantado, la cascada de El Limón y las cavernas con petroglifos y pictogramas.

Salto el Limón

El salto El Limón se encuentra en Samaná y es una cascada de más de 40 metros de altura que cae en una piscina natural donde podrás tomar un refrescante y relajante baño. Lograrán acceder a allí desde las Terrenas, cerca de la localidad que le da nombre a este acuífero. El trayecto para llegar puedes hacerlo a pie o puedes optar por ir a caballo. El recorrido suele durar entre 30-40 minutos y es entre cocoteros que se van incrementando a medida que se avanza.

Los agricultores de la zona acostumbran esperar a los visitantes en lugares denominados ¨paradas¨ y de ahí se parte hasta el salto. Este servicio comúnmente va a acompañado de ofertas de almuerzo y un lugar donde comprar productos típicos artesanales como cacao, café o bisuterías variadas. El almuerzo se ofrece en un ranchón tradicional ambientado de manera muy sencilla y acogedora.

Es importante mencionar que la cascada el Limón es conocida por sus aguas muy frías. Es común observar a los lugareños lanzarse desde el tope de la cascada pero esto no es recomendable porque la zona es resbaladiza y peligrosa.

Macao Beach

Macao Beach es una playa pública de aguas azules claras y playas de arena blanca. Macao es un típico balneario caribeño, pero un espacio muy tranquilo: los turistas pueden descansar en la arena, practicar boogie board o aprender a surfear cerca de los rompehielos. Si necesitas mantenerte seco, no dudes en dar un paseo a caballo para disfrutar las impresionantes vistas de la tarde.

Costa del Coco y Cabo Engaño

La Costa del Coco tiene ese nombre debido a la gran cantidad de palmeras cocoteras que adornan el paisaje. Está localizada entre Bávaro y Punta Cana, con 64 km de arenas finas, aguas cristalinas y vientos ideales para practicar el windsurf. Pero hay más:

Cabo Engaño está ubicado entre Punta Cana y Bávaro. De más está decirte que si te gustan las aguas placenteras aquí tendrás un espacio muy codiciado por los turistas. Entre los deportes acuáticos que se practican en esta zona se encuentra el parasailing, el kite surf o el windsurf.

Hoyo Azul

El Hoyo Azul es un espectacular pozo de agua dulce azul cristalina y está considerado como uno de los principales destinos turísticos de República Dominicana. También conocido como cenote, este precioso lugar tiene 14 metros de profundidad y se encuentra al pie de un acantilado de piedra caliza de 75 metros de altura.

En este cenote podrás darte un refrescante baño en aguas de manantiales naturales y frescas. También, puedes explorar las cuevas cercanas como la Iguabonita, nadar en la laguna que se forma. Si necesitas adrenalina para condimentar el viaje puedes lanzarte de una tirolesa (zipline) de 100 metros de largo y atravesar el bosque. O escalar las piedras para luego hacer clavados en el agua.

A solo 7 minutos del Aeropuerto Internacional de Punta Cana, el Hoyo Azul está localizado a 24 kilómetros al sur de Punta Cana en el Scape Park.

Cabeza de Toro

Las arenas finas y las aguas cristalinas de Cabeza del toro gozan de una excelente limpieza. Esta playa de resort fue premiada con la Bandera Azul, un galardón dominicano que premia los servicios de alta calidad y cumple con las normas de conservación del medio ambiente.

Cabeza de Toro se conecta con otras playas a lo largo de la costa: hacia el norte encontrarás la playa Bávaro. Allí predominan los resorts y la venta de excursiones de snorkel mar adentro. Para nadar con delfines camina hacia el sur de la playa: deberás caminar hasta el parque marino Marinarium o el centro Dolphin Explorer.

Laguna Bávaro

Una de las zonas de agua más populares entre los turistas y dominicanos es la famosa Laguna Bávaro. A unos 20 minutos del Aeropuerto Internacional de Punta Cana, aquí podrás pasear en barco, practicar kayak, conocer los mejores paisajes de los alrededores y realizar actividades de ecoturismo por la biodiversidad de la zona.

La laguna se encuentra ubicada en una zona entre El Macao y el Cabo Engaño. Además, de camino a Laguna Bávaro podemos conocer el pueblo de Cabeza de Toro. Usualmente, podemos acceder a laguna de lunes a domingo en horario de 9 a 17 horas. Mientras más temprano llegues al lugar mejor podrás aprovechar la jornada.

Reserva Ecológica Ojos Indígenas

La Reserva Ecológica Ojos Indígenas es un parque ecológico formado por más de 600 hectáreas de bosques tropicales y doce lagunas de agua dulce. Los senderos marcados te conducirán a bellos manantiales y manglares, espacios de naturaleza pura. Las actividades más usuales en este sitio son bañarte en lagunas de agua dulce, pasear en catamarán o montar a caballo por las playas.

Isla Catalina

Si enumeramos los tesoros de Punta Cana, un lugar importante lo tiene Isla Catalina. Sus visitantes han caracterizado esta tierra como un remanso de paz. ¿Qué puedes encontrar en esta isla? Dos playas y un inmenso parque natural que impulsa la conservación de la vida silvestre.

La isla Catalina está ubicada a solo 2,4 kilómetros de las costas de República Dominicana. Conocida como la Isla Ikiita o Toeya por los indígenas locales, la isla es mundialmente conocida por poseer poblados de arrecifes de coral en donde se practican actividades como buceo o submarinismo.

Solo 9.6 kilómetros cuadrados de superficie alberga la belleza natural de Catalina, con dos playas principales: la playa de Isla Catalina y la Playa del este. Junto a la Saona y Catalinita, forma parte del trio de islas adyacentes del suroeste del país.

Como esta isla es protegida no encontrarás las comodidades que andas buscando. Durante la excursión vas a necesitar comida, suficiente agua y material acuático. Estos serán trasladados en el barco de la excursión, contratada directamente en el hotel que te estés hospedando. Solo queremos añadir que la isla es un destino muy popular para excursiones en grupo.

Isla de Saona

Si buscas salidas por mar para deleitarte con el paisaje marítimo no debes perderte la Isla de Saona. Bellas playas, selvas, manglares y pueblos habitados por pescadores. Mientras más te alejes del centro turístico, más bellos serán los paisajes que encuentres.

En el interior de la selva, bajo las aguas que rodean Isla Saona, la vida natural es un espectáculo. Para llegar hasta estos intrincados parajes debes caminar suficiente, pues las embarcaciones llegan todas a la misma playa. Esta es la zona más concurrida: aquí las personas se bañan y existen deliciosos restaurantes.

Altos de Chavón

Los Altos de Chavón representan una villa construida al estilo mediterráneo antiguo. Con preciosas vistas sobre el río que lleva igual nombre y el mar Caribe, este centro cultural alberga talleres artísticos de alfarerías, tejidos y serigrafías. También, tiendas, galerías de arte y una escuela de diseño de renombre.

Tampoco debes dejar de pasar por la iglesia de San Estanislao o por el anfiteatro griego que tiene la capacidad de reunir 5.000 personas al mismo tiempo. El museo arqueológico sobre la historia de la zona nos revela cuáles fueron los inicios de los Altos de Chavón y la verdadera historia de la villa:

En 1976 fue necesario volar una montaña para construir una carretera. Charles Bludhorn, presidente de una de las compañías americanas encargadas de la obra, decidió aprovechar dicha piedra para construir una recreación de una aldea mediterránea del siglo XVI. ¡Qué nacimiento más extraño, ¿no?!

El resultado fue tan impresionante que miles de turistas visitan cada día la villa. Hoy, los Altos de Chavón son una de las atracciones favoritas de Punta Cana y algo que no debes perderte. Ah, ya lo olvidábamos: el trabajo fue diseñado y realizado por el cineasta italiano Roberto Coppa y el arquitecto dominicano José Antonio Caro. ¡Ahora sí estás listo para impresionar cuando estés de vuelta!

Trudillé

Trudillé es uno de los rincones anónimos de los que pocos tienen conocimiento. Este es un pueblito de pescadores que está localizado al sur de República Dominicana. Lo que lo hace especial es su hermosísima playa de aguas de un profundo azul. El único establecimiento humano en este paraíso natural es una caseta de la armada.

Experimentarás un viaje de conexión con la naturaleza, cargado de simplicidad: en este sitio no hay mercados, ni electricidad, ni siquiera agua potable. Solo puedes acceder  a ello en la antes mencionada caseta de la armada.

El lugar forma parte del Parque Nacional Jaragua por lo que predomina un ecosistema árido y costero marino. Si te sumerges en lo profundo del mar se pueden apreciar también deslumbrantes arrecifes de coral. Llegar ahí no es sencillo pero vale la pena el esfuerzo.

Deberás  caminar desde la caseta de Oviedo atravesando el Parque Nacional Jaragua por 4 horas en un camino irregular por lo que el calzado cómodo tu mejor opción. Lo que te recomendamos es dedicar a esta excursión 2 o 3 días para disfrutar al máximo la experiencia. La otra alternativa es viajar en bote desde Cabo Rojo, el trayecto dura 3 horas.

Río Partido está localizado en la provincia de Hermanas Mirabal, para llegar allí podrías tomar 3 caminos diferentes: la cascada de Las Golondrinas, Jurutungo en la reserva científica de La Salcedoa y por La Confluencia que es el más visitado por ser el de más fácil acceso. Esta cascada está localizada en Río Partido en la zona norte del poblado de Jamao, ideal para las personas a las que les encanta la adrenalina, el agua y la aventura.

A todos los viajeros les recomendamos que cuando vayan a visitar el lugar lleven ropa cómoda y una soga para trepar. Deben considerar también que todo lo que lleven se puede mojar ya que es un recorrido río arriba, las bolsas impermeables serían de gran ayuda para proteger sus teléfonos, cámaras u otros objetos que corran peligro. La cascada es de bastante difícil acceso por lo que necesitarán sus zapatos más cómodos y llevar consigo agua.

Si lográn salir lo suficientemente temprano no hay porqué preocuparse con que los sorprenda la noche. A pesar de que el camino es difícil verán que el sacrificio se verá recompensado y no solo por haber ejercitado el cuerpo. La cascada a donde llegarán es todo un espectáculo de aguas de un increíble color azul turquesa. La tranquilidad del lugar te hace transportarte a otra dimensión en la que el estrés de la vida cotidiana queda olvidado.

Hongo Mágico

El Hongo Mágico es uno de esos secretos que celosamente guardan las lomas de Espaillat. Aquellos que quieren vivir una aventura llena de emociones encontrarán en este uno de los recorridos más desafiantes y provocadores que se pueden encontrar en el país. El sitio recibe su nombre su evidente forma de hongo, redondo arriba y más delgado debajo.

Esta excursión ofrece un excitante día de barranquismo y rápel en los alrededores de los refrescantes ríos de Cabarete. Las actividades mencionadas requieren de un buen estado físico ya que son extremadamente retadoras y cargadas de adrenalina, sin embargo hay opciones para todos porque existen saltos pequeños que resultan más simples.

La playa queda a solo una hora de distancia conduciendo por lo que si prefieres el agua salada por sobre el río es posible ir hasta allí a darte un chapuzón. Otra opción es recorrer la rica naturaleza de los alrededores de la zona para avistar tal vez alguna criatura exótica, la compañía de un guía que domine la región sería de considerable ayuda.

Sendero Padre Nuestro

El sendero Padre Nuestro se halla en Bayahíbe, dentro del Parque Nacional de Cotubanamá. El sendero consta de 2 kilómetros atravesando el exuberante bosque tropical donde en tiempos pasados solían tener sus asentamientos los indios taínos. Tanto la flora como la fauna que lo rodea son ampliamente variadas. El bosque es húmedo y alberga a numerosas especies endémicas de aves, reptiles y mariposas. Sobresale dentro del paisaje la predominancia de piedra caliza que facilita el recorrido.

Si deseas puedes formar parte de un tour guiado desde Bayahique hasta los manantiales de la zona. El medio de transporte que se utiliza es nada más y nada menos que caballos. En dichos manantiales aún se conservan significativas muestras de arte precolombino, entre ellas fragmentos de vasijas de barro que fueron encontrados en el fondo de los manantiales.

Los puntos más interesantes que se visitan durante el recorrido son el manantial de La Lechuza, el manantial de Chicho y el farallón de La Jarda. Ambos manantiales se pueden explorar, aunque para visitar La Lechuza hace falta equiparse de cuerda, casco y linterna. El manantial de Chicho alberga un enorme lago subterráneo con aguas cristalinas en el que te puedes dar un mágico baño a la luz de las linternas.

Vida nocturna en Punta Cana

La noche en Punta Cana tiene tanta vida como el día. Encontrarás una gran cantidad de bares y discotecas.

Imagine es una de las discotecas que más buscan los turistas por su atractivo arquitectónico. Dentro de una cueva puedes disfrutar de música electrónica o de merengue.

Pero si llegaste tienes que pasar por Bachata Rosa. Este es un restaurante-bar ubicado dentro del Blue Mall Puntacana. Y para que lo sepas, es copropiedad del cantante Juan Luis Guerra. Así que, si un día estás de suerte, quizá lo veas.

Viajar a Punta Cana puede convertirse en una de las mejores decisiones que tomes para pasar tus vacaciones. Las maravillas naturales e históricas, así como los bares y restaurantes que componen la zona funcionan como el imán perfecto.

Viajar a Punta Cana: ¿dónde hospedarte?

El descanso en hoteles confortables está asegurado cuando viajas a Punta Cana. No te pierdas nuestro post 10 hoteles en Punta Cana preferidos por los floridanos para vacacionar. Aquí encontrarás opciones para parejas, para ir en familia e incluso para viajar con niños.

Si quieres entonces un paquete completo a Punta Cana, con boleto de avión y hotel incluidos, revisa todas las opciones que Gallo Travel tiene para ofertarte. Recuerda llamarnos al 786-762-2630: haremos el viaje juntos.

No lo pienses más. Reserva tu estancia. Punta Cana te espera.